Inicio | Noticias | Locales | Cinepolis, se defiende: “no sabíamos que el niño estaba herido de bala”

Cinepolis, se defiende: “no sabíamos que el niño estaba herido de bala”

Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Cinépolis admitió que su personal atendió la emergencia el 2 de noviembre a las 20:40 horas conforme al protocolo. Cinépolis admitió que su personal atendió la emergencia el 2 de noviembre a las 20:40 horas conforme al protocolo.

La Procuraduría General de Justicia del DF informó que acudió al lugar para cerrar la sala donde se registró la agresión y preservar el lugar de los hechos.

Hendrik Cuacuas, de diez años, murió de un disparo en la cabeza que alguien le hizo desde una distancia de entre 1.5 y dos metros y lo hirió en la región parietal derecha, al interior de la sala dos del Cinépolis de Ermita Iztapalapa, así lo revelaron los primeros estudios periciales.

Felipe Takajashi Medina , titular del Instituto de Ciencias Forenses del Distrito Federal (antes Semefo),  indicó que la bala quedó alojada en el cráneo del pequeño y el dictamen de necropsia reveló que el disparo lo recibió el menor de adelante hacia atrás, lo que no quiere decir que su agresor estuviera parado frente a él.

 “El niño pudo haber volteado en un momento y pudo haber estado del lado izquierdo del tirador o del lado derecho, pero al instante en que voltea la víctima —hablando de cualquier persona— queda de frente. Es importante conocer el contexto, pues no quiere decir que necesariamente estaba junto a la pantalla y el niño como estaba viendo la pantalla le dispararon así”, explicó Takajashi.

Los resultados periciales indican que la bala quedó alojada en el cráneo del niño, y después de ser extraída fue enviada al área de balística de la Coordinación de Servicios Periciales de la Procuraduría capitalina con el propósito de determinar las características del arma y su posible relación con otros hechos delictivos.

Por su parte, el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Edmundo Porfirio Garrido Osorio, confió en que aún puedan ser ubicados indicios para esclarecer el asesinato del menor. Detalló que el disparo fue realizado desde atrás del lugar donde estaba sentado Hendrik y su familia ya que el cuerpo del menor presenta un orificio de bala con entrada en la parte izquierda, muy cercano al oído, y no tiene orificio de salida. Confirmó que todo el personal del cine, ubicado dentro de Plaza Ermita, que estuvo el viernes 2 de noviembre en el lugar será llamado a declarar.

El subprocurador explicó que la averiguación previa se inició en la delegación Cuauhtémoc debido a que el niño falleció en un hospital privado cercano a esa zona y no fue sino hasta la tarde del lunes cuando la Fiscalía de Homicidios tomó conocimiento de los hechos.

A través de un comunicado, la cadena de cines Cinépolis admitió que su personal atendió la emergencia el 2 de noviembre a las 20:40 horas conforme al protocolo. Explicó que se llamó a los servicios de emergencia, se brindaron primeros auxilios y se trasladó en un automóvil al menor debido a que la ambulancia demoró demasiado.

El padre del menor aseguró que el personal de Cinépolis no brindó los primeros auxilios de manera adecuada al niño y lo subieron en un auto particular para llevarlo al hospital. Explicó que él fue por su auto al estacionamiento y el personal del cine se fue sin decirle a dónde.

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0